Costumbres y Festejos

En El Atazar está muy arraigadas sus fiestas. Una de ellas, la dedicada a Santa Catalina de Alejandría, se celebra el 25 de Noviembre. Los principales actos religiosos consisten en la procesión, donde se acompaña a la imagen por el pueblo. En los actos lúdicos lo más destacable es la matanza. Antiguamente era una fiesta muy familiar donde al principal invitado, el cerdo, se le había alimentado para engordarlo durante todo el año. La matanza duraba dos o tres días y comenzaba con el sacrificio del animal y se utilizaba la sangre para hacer morcillas; luego se hacía una comilona con parte de la carne fresca y el típico cocido, y el resto se condimentaba con sal (los jamones y paletillas) para que curado durara mucho tiempo y con el resto de la carne se hacían lomos, chorizos y longanizas. La preparación era muy laboriosa y por ello participaba toda la familia.

Fiesta de la vaquilla

Otras fiestas son las de La Cruz de Mayo, que se celebran el primer domingo de Mayo, en las que se venera al Santísimo Cristo, una imagen que también se saca en procesión y en la que se bendicen los campos. En estas fiestas se organizan juegos, hay másica y los vecinos disfrutan de comidas multitudinarias.

En el primer domingo de Agosto se celebran las Fiestas Populares, donde hay encuentros gastronómicos (mercado medieval), orquestas, originales disfraces y toda clase de juegos para los niños, incluido un trenecito que recorre la localidad.

Otras importantes Fiestas Tradicionales, que se celebran a finales de febrero y que se han recuperado recientemente son La Vaquilla, Los Carnavales y El Entierro de la Sardina. En la fiesta de La Vaquilla, se recubre un armazón de madera con pañuelos multicolores y se la pasea por el pueblo simulando asustar a los concurrentes a la fiesta. En Carnavales, todo el mundo se disfraza y en el Entierro de la Sardina, se construye una enorme sardina de papel que luego se quema y para aprovechar el fuego se celebra una gran sardinada.