Qué hacer en El Atazar: Sendas

Senda: "Pisanchón y Quemao Viejo"

Punto de partida:
Entrada del pueblo
Punto de llegada:
Pisanchón y Quemao Viejo
Distancia aproximada:
Pisanchón 7km (ida y vuelta), Quemao Viejo 8km (ida y vuelta)
Duración:
2 horas y media (ida y vuelta)
Tipo de recorrido:
Lineal
Señalización:
Desde la carretera hasta la desviación a Pisanchón
Dificultad:
Baja
Cota mínima de desnivel:
883 metros
Cota máxima de desnivel:
1024 metros
Modalidad:
A caballo, en bici, a pie

Pisanchón y Quemao Viejo son dos puntos estratégicos para divisar las aguas embalsadas del río Lozoya. El camino comienza a la entrada del pueblo, tomando la pista forestal de Roble- dillo de la Jara. Tras una bajada y subida acusada, encontraremos un llano desde el que disfrutaremos de una amplia vista del embalse. Desde ese alto, debemos tomar una senda que sale a la izquierda, entre las jaras. Muy cerca, desviándonos un poco de este camino a la derecha, podemos curiosear el "Santo de la Marosa", recogido entre pizarras, que fue encontrado por un vecino del pueblo en este mismo lugar.

Si continuamos por la senda inicial, llegaremos a la carretera, de donde nace una pista a la derecha, con indicaciones del club náutico de El Atazar, coloquialmente llamado "Juan Gil". Caminaremos por la pista:

Pisanchón: bajaremos caminando desde la carretera hasta la entrada del Centro Recreativo, aproximadamente un kilómetro, donde veremos, a la izquierda, un camino que sube. Encontramos, entre las jaras, pinos, robles, alguna gran encina y quejigos. El camino tiene una bifurcación: debemos tomar la de la izquierda, hasta llegar a un paraje singular, con restos de antiguos tinaos o chiveras al lado del agua, desde donde se podremos contemplar el muro de la presa y tendremos impresionantes vistas del embalse.

Quemao Viejo: si por el contrario tomamos en la bifurcación a la derecha y caminamos aproximadamente un kilómetro, llegaremos a una de las puntas de tierra del embalse de El Atazar, que nos ofrece un paisaje singular y privilegiado de las aguas. Actualmente esta senda se encuentra señalizada como ruta ecológica y con balizas y paneles informativos, hasta la bifurcación hacia Pisanchón.

NATURALEZA: Agua: Embalse de El Atazar. // Flora: jara pringosa, quejigos, romero, endrinos, rosal silvestre y grandes encinas. // Fauna: culebras, lagartijas, lagartos, corzos, conejos, jabalíes.

PUNTOS DE INTERÉS: Fuente árabe, Tinaos y antiguas chozas de pastoreo y Presa y Embalse de El Atazar

SUGERENCIAS: Calzado y ropa cómodos; en época estival llevar agua, protección solar y gorra.